Hazte de un maestro y adquiere para ti un amigo

Posted: 28/03/2018 by Vane

En uno de mis primeros posts, les comentaba que hace 2 años estoy en la Kabbalah, estudiando y llevando el conocimiento a la aplicación, y ahora también mediante este blog difundiendo la Kabbalah para ustedes.

Una de las cosas que reconocí cuando comenzaba a estudiar es que es necesario un maestro que te acompañé en este proceso. La Kabbalah es una sabiduría llena de códigos y enseñanzas ocultas en sus libros más antiguos -como el Zohar– y que por lo tanto puede producir malas interpretaciones.

Si bien, en un principio puedes entender muy bien lo que la Kabbalah quiere transmitir, pues en internet hay mucha información al respecto, es importante tener un maestro que te resuelva dudas, te ayude a comprender y te acompañe en el proceso, ya que es él quien puede orientarte donde estudiar y que es lo que está correcto estudiar pues internet puede estar llena de información errónea.

Tu maestro te puede mostrar el camino pues el sabrá si estás preparado para avanzar. Si quieres profundizar más en los temas de la Kabbalah que tienen mayor complejidad, no sólo tienes que, sino que ya debes hacerte de un maestro, que te guie en comprender los códigos del árbol de la vida, del Zohar y mucho más. Hazte de uno que respetes en cada momento, que tomes sus consejos y que te ayude a hacer resistencia. Así como dice el Zohar a tu maestro lo tienes que honrar como a tus padres, pues ellos te dan la vida física, pero el maestro lo hace a nivel espiritual.

La siguiente frase  Talmúdica nos da una explicación a lo anteriormente dicho: “Hazte de un maestro, adquiere para ti un amigo”. Cuando se refiere en esta frase de hazte de un maestro, nos explica la importancia de la acción de buscar y tener un maestro que nos guíe con su sabiduría y sus enseñanzas, independientemente de nuestras propias opiniones y experiencias.

El hacerse de un maestro, lo hace más valioso pues tener un maestro en tu vida es algo digno de apreciar y cuidar. En el Talmud, el gran taná Rabí Iehoshúa Ben Perajiá nos enseña que la persona no debe contentarse con tener sólo buenos amigos. Por eso en la segunda parte de la mishnáh donde esto se explica, usa la palabra adquirir, podemos tener muchos amigos, pero hacerse de un maestro es mucho más valioso.

Los que estudiamos Kabbalah en Fundación Kabbalife, tenemos un maestro en común que lleva más de 15 años estudiando esta ciencia ancestral. No sólo nos hace clases para aprender sobre Kabbalah, sino también es nuestro guía espiritual. Su increíble memoria lo hace único pues conoce muy bien los pasajes de los libros más importantes y puede citar muy bien a los rabinos de los cuales ha estudiado o recibido, para aconsejarnos con reales fundamentos. La capacidad para poder manejar diversos temas y hacer una clase, charla o las conexiones del Zohar, lunas o festividades nos permite nuestra propia elevación de consciencia, conectar con la sabiduría, aprender y crecer espiritualmente.  Esteban Acuña, nuestro maestro, nos ayuda en los momentos difíciles, nos orienta hacia las buenas decisiones y aplica todo su conocimiento para hacernos mejores personas.

Finalmente, si deseas seguir un camino espiritual no dudes y hazte de un maestro. El te acompañará por este largo camino que has emprendido.

No Comments

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

X