Cómo reconocer al ego según la Kabbalah

Posted: 14/12/2017 by Vane

Cuando comencé a estudiar Kabbalah, una de las cosas que más me llamó la atención es este concepto al cual nos referimos cada día, llamado ego; En la Kabbalah se le conoce como “Satán”, y aunque popularmente a esta idea se le ha otorgado una personificación de diablo con cachos y cola, lo que Satán quiere decir en hebreo es adversario u oponente. Y en palabras simples, eso es lo que es. Batallamos cada día con nuestro ego, a veces gana y otras pierde, pero siempre está en lucha constante.

Hemos dicho que el ego es nuestra barrera para conectar al 1% (nuestro mundo) con el 99% (mundos superiores) con el fin de evitar nuestra felicidad u obtener placer. Pero como todo enemigo, no sólo debes batallar con éste, (porque las guerras no se ganan sin una estrategia), sino que también hay que estudiar al “enemigo”.

El ego, es la contraparte de nuestra alma, y es la voz interior que nos hace creer que la realidad material, que solo se percibe con los 5 sentidos es todo lo que hay, y que no existe más.

Es el oponente que nos impulsa a reaccionar según las cosas que pasan a nuestro alrededor, y a culpar a los demás por las cosas que nos suceden, y sobre todo actuar sin pensar en los efectos posteriores, actuando de manera egoísta.

El ego, es nuestro enemigo, pero cuando logramos ver que su influencia nos puede ayudar a crecer puede ser una buena herramienta.

¿Cómo nos ayuda?

Por ejemplo, a sobrevivir, pues el ego es quien nos pone límites,  quien nos dice que poner las manos al fuego quema. En un sentido más profundo, el ego puesto en el lugar correcto puede ayudarte a ser responsable, ya que la Kabbalah nos dice que este es el mundo de los efectos y todo lo que tú has plantado anteriormente (a lo que nos referimos comúnmente como semilla), se presentará en un futuro como una experiencia o enseñanza.

El Ego, nos pone a prueba diariamente, depende de ti si ante las situaciones de la vida, culpas a los demás o te responsabilizas de tus acciones. Cuando decimos hazte responsable, no quiero decir, cúlpate y siéntete víctima o victimario. Si no que toma consciencia, y aprende a escuchar a tu otra voz, esa que se escucha muy lejana, quiero decir con esto…escucha a tu alma.

El ego interfiere con la voz del alma, porque lo que necesita es dominarte, y que no trasciendas. Este intenta acallar esa voz para que no escuches a la que hay detrás, la voz del alma, tu intuición, la que te indica lo que realmente tienes que hacer: primero pensar antes de reaccionar.

Reactividad v/s proactividad.

El ego desea que actúes reactivamente, si tienes un problema en tu trabajo, esperará que pelees con tus colegas y te enojes. Cuando peleas con tu pareja, espera que digas todas las tonterías que puedan dañarte y mermar tu relación. Cuando tienes un patrón dañino en tu vida, espera que culpes a tus padres porque son responsables de tu crianza.

Aunque suene raro, es el camino fácil de actuar.

En cambio, actúa proactivamente, e intenta resolver un problema en tu trabajo sin gritar ni culpar a algún colega. Cuando estés con tu pareja y entres en discusión, antes de gritarle, intenta calmarte, pensar qué quieres decir y actúa.

La diferencia entre estos dos puntos está, en que cuando te haces responsable, entras en contacto con la luz, de recibirla y abrirte hacia una mentalidad más elevada de consciencia. Es la diferencia entre escuchar al ego y escuchar a tu alma, y es lo que intentamos cada día al enfrentarlo, trascender al ego.

Te dejo un link, sobre un artículo que escribí para la página de Kabbalife sobre el ego.

2 Comments

  • Zorayazora 20/01/2020 at 12:34 am

    Como vencer al oponente cuando estamos en momentos de angustia

    Reply
    • Vane 31/01/2020 at 12:13 am

      Hola, en esos momentos de angustia, yo confío en Hashem, esto es algo que me costó un tiempo incorporar, pero cuando nos angustiamos sentimos que todo se ve negro y que tenemos una lucha con el oponente. Este siempre nos dará la batalla, pero creo que para poder vencerlo la mejor lucha no es contra el, sino aliarse con Hashem, usando las herramientas kabbalistikas que nos ayudan a volver a nuestro centro, calmarnos y darnos cuenta que solo necesitamos certeza de que todo es para bien. Te repito es algo que tienes que incorporar empezando por confiar, y seguir con tener absoluta certeza de que El está de tu lado. Usa los 72 nombres de D-os (certeza absoluta, comunicarse con D-os, reconocer el designio bajo el desorden, escuchar a tu alma). Espero te ayude, un abrazo.

      Reply

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

X