Alma Versus Ego…un sueño revelador.

Posted: 13/12/2017 by María José

Anoche tuve un sueño, no recuerdo bien todos los detalles, sólo unos pocos básicos, pero que apuntaban a una enseñanza acerca de lo que nos enfrentamos día a día con nuestro ego, ocurrió en el mes de Escorpio donde se revelan las verdades.

El sueño comienza en el contexto de un cumpleaños de una amiga, me veía enfrentada a sus invitadas, que me daban a entender que yo había actuado mal, que no había actuado con humildad. Era el cumpleaños de mi amiga y en el sueño ellas me increpaban y me recriminaban que yo había querido destacar por sobre ella y era su cumpleaños, su día especial.

Yo me sentía muy mal y no sabía que decir o hacer, me sentía expuesta, me sentía incómoda, a ellas ni siquiera las conocía, primero intenté convencerlas de que no era así, pero luego me retiré en silencio cabizbaja y entendiendo que debían tener razón, por algo me lo estaban diciendo.

De pronto cambió el escenario y aparecí con la misma amiga a mi lado en una clase, parecía el colegio, pero no lo era, habíamos varias personas alrededor de una mesa blanca rectangular, frente a mi estaba el profesor, que se veía relativamente joven, cara despejada con un bigote pequeño medio ridículo (no quiero juzgar, pero así lo veía en mi sueño) tenía un aspecto burlón, no recuerdo que tema se hablaba, pero al parecer era de kabbalah, él por alguna razón no tenía mis respetos, hablaba muy seguro, se burlaba de todos constantemente, trataba de poner en ridículo a todos.

Yo estaba frente a él y de pronto me expuso frente a mis compañeros, sentí como si me hubiese puesto al medio de la mesa, y comenzó su ataque burlón, yo le respondí enojada, tratando de rebatir lo que decía, estaba muy pero muy molesta con él, no sólo porque me molestaba a mi, sino porque había estado toda la clase siendo sarcástico con todos, entonces paré, bajé la cabeza y dije que me retiraba, varios compañeros hicieron lo mismo y me siguieron, salí de la clase con mis cuadernos y un regalo, en mi sueño sabía que tenía muchos regalos, pero no los había abierto, ahora era la hora de abrir este.

De nuevo cambió el escenario, era un ambiente universitario, parecía una construcción sin terminar de varios pisos, se veían estudiantes por todos lados, yo iba bajando la escalera con mis cosas y mi regalo y escuché a lo lejos, como si viniese de más abajo la voz de mi padre que le contaba animadamente un cuento a mi hijo, ponía voces, se escuchaba muy divertido y quienes pasaban por ahí reían de buena forma, me sentí orgullosa de él, y quise que todos supieran que era mi padre que jugaba con mi hijo, por lo que comencé a llamarlos, para que vieran que era yo la hija de este hombre tan simpático y creativo.

Cuando desperté…

Al despertar identifiqué a mi ego, cómo aparecía en distintas situaciones, cómo funcionaba en mí y lo mucho que me afectaba sobre todo si era expuesta en público, primero con personas que no conocía, las visitas de mi amiga, luego con el profesor burlón.

En estas dos situaciones yo rebatía con él, con mi ego, con el maestro que era el ego hecho persona, realmente lo odiaba. Recién cuando bajé la cabeza sentí paz, cuando reconocí que no iba a poder ganarle a mi ego discutiendo, peleándome con él, sino que debía actuar con humildad, que ese era el único camino, recién ahí me sentí tranquila.

Entendí también que ese regalo con el que salí de la sala, luego de asumir mi derrota contra mi ego, representa sólo uno de todos los hermosos regalos que el universo tiene preparados para nosotros, si podemos mantener a raya a nuestro ego, actuando con humildad.

Finalmente, el ego de nuevo me puso a prueba en ese sueño, y caí, cuando quise que todos supieran, para alimentar mi auto importancia, que ese hombre tan gracioso que estaba haciendo reír a mi hijo era mi padre.

El ego va a estar constantemente probándonos, y debemos saber que caeremos, pero como nos dice nuestro instructor de Kabbalah, caemos en un nuevo nivel, ya estamos un escalón más arriba que ayer.

El mes de Escorpio que fue cuando tuve este sueño, es el mes en que se caen las máscaras, debemos dejar que se caigan las nuestras también y la mejor forma de enfrentarlo es con humildad. La humildad nos ayudará a empobrecer las oportunidades de caer y a levantarnos las veces que sea necesario.

Que tengan un excelente mes y salgamos fortalecidas de todas las pruebas que se nos presenten. 💪💕🙏

Si quieres saber más sobre cómo reconocer el ego, revisa esta entrada.

No Comments

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

X