Historia de Janukah: Yehudit una mujer valiente

Posted: 12/12/2017 by Vane

Este martes 12 de diciembre comenzamos la celebración de Janukah, y como toda festividad detrás de ella hay una gran historia y enseñanza. En este caso esta historia de Janukah, tiene muchas facetas, la que yo relataré tiene como protagonista a una mujer.

Yehudit una joven viuda, que observaba preocupada cómo el pueblo de Israel decaía ante la batalla contra el imperio greco-sirio. Los hombres de su pueblo perdían la fe de ganar la batalla ante sus invasores.

Primero intentó convencerles de que no perdieran la fe y que lucharan así, pero los hombres, por causa de la continua debilitación de sus fuerzas, no le hicieron caso. Yehudit entonces, ante la poca acción de este gran sector de su pueblo, tomó la iniciativa y creó una estrategia para hacer caer al general greco-sirio Holofernes, quien tenía sumido al pueblo en la hambruna.

Ella tomó una canasta con queso y con vino, salió de la ciudad y se dirigió a la tienda del general, y usando sus “encantos” logró entrar a su tienda, le ofreció la comida y el vino, luego de que comiese, le invito a recostarse en su regazo.

Cuando este se durmió, tomó la espada del general y le cortó la cabeza; Guardó la cabeza en el canasto y lo tapó con un paño. Llevó la cabeza a los hombres de su pueblo y los animó a no rendirse, les convenció de que el ejercito contrincante una vez descubrieran la muerte del general se desmoralizarían y podrían vencerles.

Esta hazaña se extendió por todo el pueblo de Israel y Yehudit se convirtió en una heroína.

Una enseñanza…

Esta historia de Janukah nos enseña sobre la certeza de Yehudit, que ante la adversidad no la perdió y se mantuvo convencida de que la “luz  de Hashem” les beneficiaría en esta batalla.

El hecho de que pueblo de Israel estaba en el caos, gobernados por extranjeros, que querían someter al pueblo a sus propias creencias y despojarlos de las propias, representa nuestra constante lucha entre el alma y el ego.

Cuando estamos en caos, y luchamos internamente, nuestro ego nos hace tambalear hasta lograr nuestra rendición, pero, en dicha situación, mantener la certeza de que, aunque estemos en oscuridad y todo lo que está frente a nosotros es adversidad, la certeza de que las cosas que pasan son para bien, nos hacen crecer y en este caso tomar el valor para hacernos responsables y cambiar nuestro destino.

Yehudit se hizo cargo de cambiar la historia porque su fe era más grande y de aquí aprendemos que el hecho de confiar en una energía, luz o creador (como desees llamarle) nos mantendrá firmes para superarlo. Por otro lado, Yehudit no esperó ser salvada, no se rindió ante los hombres abatidos, ella pudo por su cuenta, y se convirtió en la heroína, cambió su destino al mantener la certeza, y también lo hizo para los demás.

En Kabbalah, el pueblo de Israel simboliza el nivel de consciencia expandida. Cuando Yehudit observaba que se desconectaban del creador, y nadie actuaba, ella se hizo responsable y fue valiente.

Esto es clave, en nuestras vidas, se nos presentan distintos escenarios que nos muestran caos y oscuridad, nos alejan de la luz y nos desconectamos, ver la realidad y esperar que otros hagan por nosotros nuestro propio trabajo, puede llevarnos a la rendición, es nuestra responsabilidad ser la heroína de nuestra propia historia, con certeza de que las cosas que vivimos nos ayudarán a crecer y a ser mejores, y que todo es para bien.

Sé la protagonista de tu historia, y lucha contra la adversidad, con certeza. Las mujeres tenemos una fuerza muy poderosa para superar nuestros problemas, usa tus capacidades, como hizo Yehudit.

Hoy cuando enciendas tus candelas, recuérdalo*.

¡¡¡Que tengas Feliz Janukah!!!

*Si deseas aprender un poco más de la historia de Janukah y cómo encender las candelas durante esta festividad lee el siguiente artículo de Kabbalife sobre Janukah

No Comments

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

X